Trastorno de bulimia en el embarazo

Trastorno de bulimia en el embarazo

La bulimia y el embarazo pueden coincidir alguna vez en la vida de cualquier mujer. El embarazo ya es una razón para subir de peso en cierto modo y cambiar tu cuerpo radicalmente, durante y después del embarazo, ¡suele ser complicado!

Suele pasar quedar embarazada y tener cualquier enfermedad crónica o cualquier trastorno de la alimentación. Muchas veces el embarazo hace subir de peso de  forma natural. Pero usualmente el médico te indicará cuántos kilos serán por mes.

El embarazo no es la época justa para hacer dietas de ningún tipo, la alimentación debe ser completa y balanceada, respetando el peso de la mujer y del bebé a medida que va creciendo en el vientre materno

Tener bulimia en el embarazo como condición previa es un problema bastante delicado, ya que la madre que no tiene la salud adecuado ni los nutrientes necesarios para hacer frente al embarazo.

El embarazo y la crianza de los hijos requieren una gran cantidad de fuerza física, psicológica y emocional. Durante el embarazo, el bebé en crecimiento recibe todo su alimento del cuerpo de la madre.

Aunque aumentar de peso es necesario para un embarazo saludable. Para las personas con trastornos alimentarios, tener que aumentar de peso puede ser muy atemorizante.

Los profesionales recomiendan que los pensamientos y conductas desordenadas se aborden antes de intentar quedar embarazada.

Comer alimentos saludables y bien balanceados y mantener un peso saludable durante varios meses antes de concebir y durante todo el embarazo es importante para proteger su salud y la de su bebé.

Tengo síntomas de bulimia y estoy embarazada

No haber abordado antes el problema de bulimia como un trastorno alimentario de rápido deterioro de la salud en cuanto a nutrición,  sistemas cardiovascular y tracto digestivo es un problema muy severo. Esto es porque la madre alimenta al bebé mientras se encuentra en el vientre materno.

Si la madre no tiene os recursos o requerimientos físicos y mentales para llevar un embarazo saludable. De esta manera, mientras tienes síntomas de bulimia y no vas al médico tu cuerpo esta comenzando a cambiar para dar vida y no estás preparada para ello.

Obviamente la recomendación primaria es acudir al especialista para que trate lo más pronto posible tu bulimia y tu embarazo, pues no estás sola, ¡tu bebé también necesita ayuda!

Soy una chica bulímica y estoy embarazada

Si ya has estado padeciendo del trastorno alimentario de bulimia y ya estas en tratamiento y dieta especial para ese trastorno, no tienes mucho de que preocuparte tanto. Pero si tuvieras bulimia y no lo sabes o bien no tienes un tratamiento.

Lo que en estos casos se suele recomendar es acudir al medico así tengas tratamiento para la bulimia.  Ya que el embarazo debe ser controlado mes por mes.

Así mismo debe ir de acuerdo al patrón médico que te sea indicado por el obstetra. Al mismo tiempo debes acudir al nutriólogo y al dietista para complementar y corregir lo que se tenga que corregir.

Sin embargo, aunque tener un trastorno alimentario puede disminuir las probabilidades de embarazo, algunas veces las personas con trastornos alimentarios quedan embarazadas. Cuando esto sucede, se deben tomar medidas para protegerte a ti y a tu bebé.

Los profesionales pueden abordar las necesidades específicas relacionadas con el embarazo y los trastornos alimentarios. Pero sólo si estas dispuesta a ser completamente honesta con ellos acerca de tus luchas.

Cuáles son las consecuencia ¡estoy embarazada y tengo bulimia!

Si se acude con prontitud al médico,  se siguen las recomendaciones y te estás tratando el trastorno alimentario, no debería existir problemas.

Se implementa una dieta alimentaria mas conveniente para el bebé en desarrollo y su madre. Además de indicar vitaminas y suplementos que puedan hacer falta durante la espera. Es importante ser honesto con el el médico tratante y hablar con la verdad.

El profesional de la salud debe comprender y saber tratar el problema correctamente. Si no encuentras comprensión y apoyo en tu problema de bulimia en el embarazo lo mejor es considerar cambiar de médico.

La asesoría individual y los grupos de apoyo durante y después del embarazo pueden ayudarte a lidiar con tus preocupaciones y temores. Esto con respecto a la comida, el aumento de peso, la imagen corporal y el nuevo papel de la crianza de los hijos.

Si no se trata el problema de la bulimia y embarazo durante, antes y después del trastorno. Esto puede afectar la salud de tu bebe de forma irreversible. Y por mucho comprometer tu vida con las complicaciones típicas de la bulimia.

Debido a que la bulimia nerviosa puede provocar efectos secundarios graves y complicaciones médicas, como dificultades cardiovasculares, problemas gastrointestinales y más, la salud de la madre y del bebé puede verse comprometida durante el embarazo.

La ingesta de alimentos puede ser variable, y la bulimia activa puede hacer que la mujer se vea comprometida desde el punto de vista nutricional.

 ¿Cuales son las consecuencias de estar embarazada y tener bulimia?

  • Mala nutrición del feto
  • Desarrollo deficiente
  • Parto prematuro
  • Malformaciones congénitas del bebé
  • Bebé poco saludable
  • Hipertensión en la madre durante el embarazo
  • Trastornos del metabolismo

¿Cómo prevenir la bulimia durante mi embarazo?

Como trastorno alimentario la bulimia no puede revenirse durante el embarazo pero si se puede controlar.

La ayuda de un equipo profesional multidisciplinario ayuda a reducir los efectos y a procurar la salud de madre y del bebé, complicaciones siempre pueden surgir en cualquier embarazo que se lleve a la par con la bulimia.

Tratamiento para embarazadas bulímicas con trastornos alimenticios

El tratamiento que indican los médicos en este caso son vitaminas y complementos, mejoras en la dieta que ya se estaba haciendo con la bulimia para reforzar la nutrición de la madre y del bebé en desarrollo.

Con ayuda y asistencia profesional, puede ocurrir la curación de la bulimia, lo que aumenta las posibilidades de que una madre tenga un embarazo seguro y saludable.

La terapia o la ayuda de un terapeuta, quien te controla bulimia puede hacer que la misma desaparezca para siempre, estar embarazada hará que tu cuerpo cambie y aumente de peso. En estos casos hay que enfocar la terapia en la labor de ser madre y no en el aumento de peso.

Es recomendable no informar a la madre del peso que va ganando, ,con el fin de que controle bien su dieta para nutrirse, es mala idea hacer dientas para adelgazar durante el embarazo.

La madre debe hacerse la idea de que ahora su cuerpo está trabajando para la labor de crear a una nueva vida y que el cuerpo, en ese momento está en segundo plano.el estrés y la ansiedad es una constante en la bulimia y no es fácil superarla.

El embarazo puede ser un momento alegre y desafiante. Para una mujer que lucha contra la bulimia, este puede ser un momento de incertidumbre. Buscar ayuda lo antes posible durante el embarazo puede permitir que una mujer florezca en su embarazo y traiga un niño sano al mundo.