Los efectos de la bulimia durante el embarazo

Trastorno de bulimia en el embarazo

Si el embarazo implica aumento de peso, tan solo imaginemos a una mujer que tenga la obsesión por mantener el peso corporal “controlado”. Bien sabemos que lo dicho marca indicio de algún trastorno de la conducta alimentaria, teniendo a la bulimia durante el embarazo como una de las mas latentes hoy en día. Las complicaciones son de mucha preocupación y en este post de tengoalgo.com te mencionaremos de que tratan y que peligros acarrean para la mujer y el feto.

La bulimia y el embarazo

Es posible quedar embarazada si padece de bulimia, las probabilidades de que esto ocurra se reducen de acuerdo al daño provocado y el tiempo de padecimiento del trastorno. Tener bulimia durante el embarazo va desde aportarle una cantidad deficiente de nutrientes al feto como complicar su condición biológica y ocasionar complicaciones que mas adelante mencionaremos.

Si ud desea quedar embarazada y padece de bulimia lo recomendable es que acuda a su medico para que le oriente en cómo puede mejorar el panorama para aumentar las posibilidades de concebir.

La etapa del embarazo es la menos idónea para estar pensando en dietas que tengan que ver con reducción del peso corporal. Las dietas están orientadas a mantener el equilibrio de funciones orgánicas de la paciente y la correcta nutrición del feto. El período de gestación requiere de una condición física y psicológica optima. Las conductas y emociones tienen gran peso en esta etapa, todo esto lo recibe también el bebé.

¿Qué pasa con una mujer bulímica que ha quedado embarazada?

El tema del aumento de peso es algo normal,  de hecho es lo que se espera al quedar embrazada. Cuando la mujer padece el trastorno de la bulimia engordar resulta un hecho atemorizante.

De igual manera si la mujer ha quedado embarazada y tuvo historial es importante que si medico este al tanto para tomar medidas que le ayuden en no caer en vulnerabilidades psicológicas cuando el aumento de peso se vuelve un evento inminente en el embarazo.

La opinión de muchos profesionales recomiendan que las conductas y emociones estén bajo estricto control y tratamiento antes y durante el embarazo.

Los profesionales especialistas en orientación de la conducta recomiendan abordar con tiempo estos desordenes antes de que le mujer quede en cinta.

La ingesta de comidas balanceada en nutrientes y de fuentes saludables debe estar presente en todo el periodo de embarazo, a fin de mantenerla integridad del feto en desarrollo y la salud de la madre.

Si estoy embarazada y tengo bulimia ¿cuáles son las consecuencias?

  • Mala nutrición del feto al nacer lo que le complicara el desarrollo y tendrá a padecer alguna insuficiencia en los órganos o malformaciones en su cuerpo. En el peor de los casos puede morir de forma prematura.
  • Parto prematuro, trayendo consigo un subdesarrollo en su contextura física, el bajo peso extremo hace que se complique y tenga poca tolerancia al entorno.
  • Abortos espontáneos.
  • Bebe grande, esta posibilidad también ocurre dentro de la bulimia cuando los atracones marcan efectos en la mujer embarazada, lo que ocasiona molestias y posibles daños ala madre a la hora del parto por el tamaño del bebe.
  • Diábetes gestacional. Se trata de un tipo de diabetes común en las mujeres en período de gestación,  esto a causa de los atracones.
  • Hipertensión en la madre durante el embarazo
  • Trastornos del metabolismo.

Tratamiento para la bulimia durante el embarazo

Si ud queda embarazada y presenta el trastorno de la bulimia lo recomendable es que acuda a su medico y se sincere respecto a  su padecimiento. Recuerde que no hay conducta que se oculte por tanto tiempo, y por el bien del bebe ud deberá tomar las riendas de sus emociones con ayudas y terapias, peor a a su vez deberá seguir al pié de la letras el tratamiento que su medico le recete en torno a recuperar el balance químico de su cuerpo.

Los suplementos vitamínicos están a la orden del día en los recetarios médicos en caso de que haga falta algunos nutrientes al feto que se encuentra en desarrollo.

Se implementa una dieta alimentaria mas conveniente para el bebé en desarrollo y su madre. Además de indicar vitaminas y suplementos que puedan hacer falta durante la espera. Es importante ser honesto con el el médico tratante y hablar con la verdad.

Se recomienda tener en cuenta un equipo multidisciplinario

Debido a que la bulimia nerviosa puede provocar efectos secundarios graves y complicaciones médicas, como dificultades cardiovasculares, problemas gastrointestinales y más, se deberá contar con un equipo de especialistas en cada ramo para evaluar la condición puntual del paciente, esto a su vez con médicos tratantes de la conducta.

El médico tratante debe saber abordar con suma empatía la enfermedad. Por más que se complemente con ayuda psicológica, si el médico tratante no aborda con profesionalismo puede convertirse en un problema para le paciente. Rápidamente hay que identificar si el doctor no está abordando a la paciente con la mejor actitud para optar por acudir a otro.

La terapia psicológica individual no es la solución definitiva, lo ideal es que se integre toda la familia o el entorno mas cercano de la paciente. El apego a esta metodología grupal garantizara la superación de miedos y barreras, así como concepciones erróneas por la cultura y creencias inculcadas. Los trastornos alimenticios por lo general surgen de cuadros obsesivos compulsivos  y estos comprometen la autoimágen de la persona.

Para tener en cuenta

Una mujer embarazada que padezca de bulimia y que se encuentre en etapa de recuperación deberá enfrentar el natural proceso de subida de peso. Este escenario inevitablemente conlleva a prestarle toda la ayuda psicológica y apoyarla en todo posible. La ansiedad entro otras negatividades psicológicas no es un trastorno que puede superarse de la noche a la mañana. Lo importante es que comprenda que las dietas para adelgazar no es lo mas idóneo para tan importante etapa de la vida.

Las mujeres en cinta atraviesa una etapa muy importante, donde la alegría y los desafíos están a la orden del día. La bulimia en si despierta muchas alertas e incertidumbres. La ayuda que requiera la persona con bulimia sera crucial no solo para su integridad, sino para la del nuevo ser que crece en su vientre, en el que los daños generados pueden prevalecer por el resto de su existencia.

Términos Relacionados:

  • bulimia y embarazo