Bulimia infantil: Toda la información que debes saber

Bulimia infantil: Toda la información que debes saber

Bulimia es un trastorno alimentario, generalmente se presenta este problema en jóvenes de los países desarrollados.

De acuerdo algunos estudios la aparición de este trastorno alimentario asociados con la adolescencia han desencadenado hasta en los niños más pequeños.

La infancia es una etapa fundamental para la vida de nuestros niños. Por lo tanto es una prioridad alta el cuidado y la protección de nuestros niños.

Sin embargo no es común ver bulimia en niños pero puede desencadenar también en esta etapa de nuestros hijos.

Por lo tanto si eres una mama o un papa o familiar que viste a algún niño padecer trastornos alimentarios te invitamos a leer este post.

Iniciaremos definiendo como realmente es una persona bulímica. La persona que padece de este trastorno tiene una distorsión cognitiva respecto a su imagen corporal.

Generalmente se enfrenta a atracones debido a la ansiedad y a los sentimientos encontrados no agradables.

Los atracones lo hacen de manera recurrente hasta en las noches de manera oculta.

Es una persona que no puede tener el control de sus recurrentes atracones.

El objetivo es lucir un cuerpo delgado, su mayor miedo es quedar obesos.

La bulimia impulsiva ínsita a que el niño se traque de comer en respuesta al estrés.

La bulimia relacionado con las dietas es motivado por el hambre de un ayuno, mayormente tienen un peso normal que cualquier otra persona normal.

Bulimia nerviosa en niños

La bulimia es un enfermedad a veces invisible difícil de detectar y diagnosticar, por que la persona que padece de este trastorno es  similar a una persona normal y puede llevar mucho tiempo en detectar este trastorno.

Por lo tanto en los niños que padecen de esta enfermedad puede pasar desapercibido ya que mantienen un aspecto normal, sin parecerse obesos ni famélicos.

Los niños que tienen inicios de esta enfermedad son conscientes de que la padecen y tienden a ocultarla, incluso cuando tienen un cuadro de depresión.

Síntomas

  • Tienen una preocupación exagerada por su imagen corporal y su peso.
  • Frecuentes episodios de atracones por días y semanas.
  • No puede controlar su ingesta.
  • Después de atracón se realiza la inducción del vomito (mediante laxantes y dietas diuréticas) o realiza ejercicios porque siente que ha comido mucho.
  • Los atracones lo hacen de manera privada oculta sin que nadie lo vea.
  • Tiene una variación en el peso a veces se queda normal u obesos.

Diagnostico

Es importante que llevemos a nuestro niño a un profesional experto en el área.

El profesional pedirá una historia clínica detallada, por que el niño tal vez puede estar atravesando por otros problemas secundarios.

De acuerdo a los resultados se procederá a accionar según la gravedad del caso.

Hay casos de curaciones a lo largo del tiempo. La tasa de mejora supera el 70 % si la persona es tratada a tiempo.

Por lo tanto es muy primordial estar al tanto de nuestros niños en todo aspecto de su etapa de crecimiento, desarrollo y entre otras.

Asista a un especialista

Es urgente recurrir a un especialista si ves a tu hijo con algunos de síntomas que hemos descrito anteriormente.

Detectar y diagnosticar el problema a tiempo es muy importante  porque se evitara que la enfermedad se vuelva crónica y empeore el pronóstico.

Padecer esta enfermedad por muchos años acarrea secuelas psicológicas y físicas.

Consecuencias psicológicas

El enfermo tiene emociones no agradables debido a varios factores como problemas familiares, problemas de pareja, y entre otros .De esta manera padece de ansiedad y sentimiento de culpa hasta algunas ocasiones llega al extremo de odiarse a sí mismo.

En el ámbito de la relaciones sociales los bulímicos generalmente quieren agradar a todo el mundo es de esta manera que caen en codependencia emocional.

Son personas inseguras y con baja autoestima.

Consecuencias físicas

Los bulímicos no padecen de una inanición como los anoréxicos.

Sin embargo se enfrenta a otro tipo de problemas debido a los recurrentes vómitos como hemorragias y desgarros en el esófago y la garganta, erosión en los dientes.

También a causa de los vómitos disminuyen el sodio y el potasio de esa manera se ocasiona la debilidad muscular, y entre otras causas.

Causas de la bulimia

No es fácil detectar las causas exactas de este trastorno, pero si podemos detectar los factores de predisposición y desencadenamiento.

Sin embargo puede coincidir con el periodo prepuberal y de la pubertad. En esta etapa los niños son más vulnerables.

Te detallamos a continuación las siguientes causas:

  • Un suceso preciso traumático; dolor emocional de manera recurrente, como malos tratos y entre otros.
  • En la escuela se enfrenta a sentimientos de rechazo por parte de los compañeritos que lo rodean, carencia de afecto.
  • Una separación de sus padres que puede afectar al niño
  • Mala comunicación en la familia. o caso contrario cuando los papas se preocupan de manera exagerada por el peso de sus hijos.
  • El estereotipo de la sociedad en contar con una figura delgada.
  • Desordenes bioquímicos y orgánicos.

Tratamiento

Es esencial el tratamiento de la bulimia por que  ayudara a que la persona pueda recobrar su aspecto físico de acuerdo a su cuerpo altura y entre otras falencias.

De esta manera es primordial el tratamiento de nuestros niños si se detecta que padecen de este trastorno alimentario.

Es importante acudir a un psicólogo.

El psicólogo es la persona principal que ayudara al niño que padece de esta enfermedad. Es el profesional que estudio la conducta, el comportamiento, y los procesos mentales del ser humano, es la persona indicada.

Sin embargo los papas no deben reprochar ni castigar al niño, más bien es importante ayudar con el psicólogo, averiguando cuales fueron las causas del trastorno alimenticio.

El profesional que ayuda en este tratamiento, hará mucho énfasis si el trastorno emocional con la comida se acompaña de otros síntomas.

Para este tratamiento la familia es un factor muy determinante para que el niño pueda recobrar su vida normal.

En la familia deben tener mucha comunicación con el niño, cumpliendo paso a paso lo que fijo el psicólogo y otros profesionales.

Es necesario comprender y entender las dificultades emocionales de nuestros niños.

Muchos niños se enfrentan a diversos sentimientos, emociones en su etapa de crecimiento. Es importante que los papas ayuden a diferenciar y dar nombre a las emociones positivas y negativas.