Bulimia dental: Todo lo que necesitas saber

Bulimia dental

La bulimia es cuando una persona tiene episodios regulares de ingerir una gran cantidad de alimento, dónde siente una pérdida de control sobre la comida y para perder de peso utiliza las formas de vomitar o consumir laxantes de esta manera siente que no está aumentando de peso.

Al tener estos episodios regulares de ingerir una gran cantidad de comida, la persona con bulimia cae en varias enfermedades como uno de ellos, el más destacado su salud dental

La salud dental es muy importante, se trata de mantener limpio nuestra boca y no solo para que se vean limpios si no también se realiza el cepillado de dientes para prevenir enfermedades, eliminar manchas, eliminación de sarro, etc.

Cuando la persona es detectada con bulimia su salud dental es el que más está en riesgo por que se va ir notando la erosión, desgaste , el esmalte de los dientes y entre otras consecuencias.

Todo esto porque en la mente ardiente de la persona con bulimia está el acto de vomitar frecuentemente y también cae en un estado de desnutrición que caracteriza los desórdenes alimenticios, dando lugar a la bulimia dental.

En conclusión debemos destacar que la bulimia se caracteriza por comer compulsivamente y luego vomitar, todo esto ocasiona un problema con su salud dental.

¿Como puede afectar la bulimia a la salud dental?

La persona detectada con bulimia puede afectar considerablemente a su salud dental como:

  • Las glándulas salivales y los tejidos de la boca se hincha en una gran proporción.
  • Tiene la lengua muy seca y rojiza.
  • Hay la probabilidad de sufrir de faringitis crónica.
  • Puede sufrir de hemorragias bajo la piel del paladar.

¿Cuales son las consecuencias de la bulimia dental?

Muchas son las consecuencias que tiene la persona al enfrentarse con la bulimia dental, te detallamos a continuación.

  • Tiene deterioro en los dientes

    El deterioro que tiene el paciente con bulimia se da a los frecuentes vómitos agresivos que realiza.

    Los vómitos agresivos deterioran el esmalte de los dientes, principalmente los dientes delanteros superiores, haciendo que el ácido del estómago llegue a la boca a través del vómito y de esa manera se va mermando el color de los dientes.

  • Tiene erosión y roturas en los dientes

    La erosión que tiene en los dientes principalmente es por los hábitos diarios que tiene al vomitar.

    Cuando la persona está empezando a sufrir de bulimia a un inicio, la salud dental es la que tiene más consecuencias, lo que más sufre es la cara interna de la pieza dental y así poco a poco el ácido va dañando a toda la superficie haciendo que los dientes se vayan haciendo débiles y perdiendo su tamaño.

    Y de esta manera los dientes se van haciendo débiles, perdiendo el tamaño, tornándose en más pequeñas, estando en riesgo de que vayan a romperse.

  • Excesiva sensibilidad en los dientes

    Como ya dijimos anteriormente que la acción del ácido provoca la pérdida de esmalte de los dientes, también hace que la dentina llamada también pulpa dentaria quede al descubierto ocasionando mucha sensibilidad.

    Esta sensibilidad principalmente se manifiesta cuando el diente entra en contacto con alimentos muy calientes, fríos y ácidos.

    También puede manifestarse dicha sensibilidad cuando el paciente contiene grandes cantidades de azúcar, por lo tanto cuando la persona inicia el cepillado es normal que sienta molestias.

  • Caries

    Las caries son principalmente por los vómitos repetidos que realiza la persona con bulimia.

    La aparición de la caries también se debe a la desnutrición combinada del consumo de bebidas con alto contenido de azúcar.

    De esta manera la persona va dando lugar a la aparición de caries

    A pesar de sus refrescos azucarados, las personas con bulimia se caracterizan por consumir una gran cantidad de bebidas ácidas esto con el fin de llenar el estómago y de saciarse e incluso provocar el vómito.

  • Encías retraídas

    Las personas que padecen de bulimia, se realizan el cepillado de dientes frecuentemente, para que no se sienta el olor a vomito.

    Esta acción repetida agresivamente de los vómitos durante varios días puede provocar la retracción de las encías.

    La retracción provoca que la raíz del diente quede descubierta, por lo tanto se genera la hipersensibilidad y a ves es antiestético.

  • Caida de dientes

    La caída de dientes se debe al estado de desnutrición al que llega la persona con bulimia, ocasionando que el organismo no reciba los nutrientes necesarios. Puede provocar a largo plazo una osteoporosis, una enfermedad que debilita y adelgaza los huesos.

    En este caso de la osteoporosis hablando de la boca, este ataca directamente a los maxilares que actúan de soporte del diente, por lo tanto esta degradación progresiva de los huesos puede provocar la pérdida de la pieza dental.

    Puede el dentista advertir estas enfermedades

    El dentista es el profesional experto quien puede advertir estas enfermedades, e indicarte si padeces de trastornos de bulimia

    Es la persona que va a observar detalladamente tus dientes y de acuerdo a ello va  advertir si tienes bulimia dental.

    Sin embargo de todo lo mencionado anteriormente el que más se destaca es el desgaste de los dientes.

    También existen otros problemas de desgaste como el bruxismo (habito inconsciente de apretar los dientes) sin embargo los signos son ligeramente distintos.

    La diferencia entre el bruxismo y la bulimia es que apretar los dientes da lugar a un desgaste regular mientras si hablamos de los vómitos  provoca daños más severos con socavones.

    El reflujo gástrico que se genera en la noche genera un desgaste en la cara interna del diente. Sin embargo la bulimia acaba provocando daños en todo el área dental.

    Bulimia dental: Tratamiento para el paciente recuperado

    Cuando la persona que padeció de bulimia ya se restableció es muy conveniente que acuda a un dentista para que pueda valorar el tipo de daño que sufrió en los dientes y su gravedad.

    Teniendo toda la información de la recuperación del paciente, el dentista podrá tomar las medidas para iniciar el tratamiento dental.

    Teniendo en cuenta como ejemplo que la paciente presente caries, el dentista realizara el tratamiento en función del grado y aceptación de la estructura dental.

    Y en caso que fuese una caries pequeña será suficiente con hacer una limpieza dental y un empaste para la eliminación de dichas caries, y si nos topamos con una lesión  muy profunda será necesario recurrir a una endodoncia.

    También hay la posibilidad que la persona con bulimia haya causado desgaste o hasta la perdida de uno de sus dientes.

    Si fuera el caso el dentista va inspeccionar el daño ocasionado a toda la anatomía del diente. Y tomar la mejor decisión para la rehabilitación adecuada: como carillas coronas o implante.

    También es habitual que es paciente presente retracción de encías a consecuencia del cepillado frecuente  que hemos descrito más arriba.

    La mejor solución para este paciente con retracción de encías es el injerto. De esta manera el dentista podrá insertar tejido en la raíz del diente y combatir a sensibilidad dental.

    Teniendo toda la información es importante recordar que para accionar todo este tratamiento es primordial que el paciente este completamente recuperado.

    Como ya mencionamos anteriormente el dentista desarrolla un papel fundamental para los enfermos con bulimia, pero también hay que tener en cuenta que interviene otro profesionales para la recuperación del paciente.

    El dentista profesional es la persona que podrá devolver una apariencia saludable y atractiva a toda la persona que sufren de bulimia dental.